El blog de ReVista

« BBC: Repetir una mentira mil veces no la transforma en verdad | Inicio | Medio Oriente en la prensa. Febrero 13 a 17 »

Febrero 10, 2017

El Tiempo de Colombia y su editorial simplista sobre Israel

El diario El Tiempo de Colombia publica una editorial sobre Israel el 10 de febrero titulada: El Tiempo / Editorial: Colonización ilegal

Los editores ponen en entredicho el “verdadero compromiso frente a la paz” del Gobierno de Israel. Citan al “lado palestino”, que delcara que el proyecto de ley para legalizar viviendas en Judea y Samaria es la “legalización del robo”.

En ese sentido, la legislación internacional es clara: todos los asentamientos judíos en territorio ocupado por Israel en la guerra del 67 son ilegales. Más aún, el IV Convenio de Ginebra, que Israel no aplica, reza que es ilegal que una potencia ocupante efectúe el traslado de una parte de su población al territorio por ella ocupado. Y ni hablar de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de diciembre, que condenó sin atenuantes la colonización. Editorial: El Tiempo de Colombia, 10 de febrero de 2017.

IV Convenio de Ginebra: Simplista… Israel no lo aplica. Nada mencionan los editores sobre el hecho legal básico de esa Convención, que en su Parte I, Artículo II, señala que dicha convención sólo aplica a las “Altas partes contratantes”. Ver texto completo en la página oficial aquí.

Esto significa que Israel no viola la Convención, pues “Palestina” nunca ha sido ni fue una Parte Contratante de la Convención.

Ricki Hollander, analista de CAMERA, explicaba en 2001 que Judea y Samaria (Cisjordania) y Gaza nunca fueron Partes Contratantes, pues no eran territorios soberanos, sino ocupados de forma ilegal por Jordania y Egipto, tras la guerra de agresión que lanzaron contra Israel en 1948.

La última Parte Contratante, que fue la que ejerció la última soberanía legal sobre “Cisjordania” y Gaza correspondió al Mandato Británico (1923-1948) y anteriormente al Imperio Turco. En el texto oficial de Terminación del Mandato Británico, fechado el 15 de mayo de 1948, la soberanía sobre ese territorio se otorgó al pueblo judío.

Así lo expresa claramente el Artículo 6 del texto de Terminación del Mandato, al declarar que se facilitará la “inmigración judía” en “cooperación con la Agencia Judía” para “el asentamiento de judíos en el territorio, incluyendo tierras Estatales y baldías no requeridas para uso público”, lea el texto original de Terminación del Mandato del 15 de mayo de 1948 aquí.

Cabe recordar que la Resolución 181 de Naciones Unidas, sobre la Partición de Palestina, fue aceptada por las instituciones judías, pero rechazada completamente por las instituciones árabes, que, lideradas por los ejércitos árabes de países como Egipto, Siria y Jordania, lanzaron una guerra contra Israel y ocuparon de forma ilegal parte del anterior Mandato Británico.

Israel recuperó parte del territorio en disputa en 1967 como resultado de una guerra defensiva contra las potencias árabes y ha ejercido su soberanía sobre partes de ese territorio, como Jerusalén y los Altos del Golan, así como el area C de Judea y Samaria -donde se ubica la práctica totalidad de las viviendas israelíes en ese territorio-.

Desde 1948 no existió ninguna institución propiamente Palestina que ejerciera su soberanía sobre Cisjordania o Gaza, hasta que Israel se retiró de Gaza en 2005, quedando ésta bajo el control de un grupo terrorista (Hamás), reconocido como tal por Estados Unidos, Japón, la Unión Europea, Canadá y otros muchos países. Israel se encuentra en estado de alerta ante el terrorismo de Hamás y mantiene un bloqueo legal sobre Gaza, para impedir la proliferación del terrorismo.

En conclusión, es simplista señalar que Israel viola la 4 Convención de Ginebra.

Sobre la Resolución 2334 de la ONU, que los editores señalan como un argumento para defender la “ilegalidad” de las viviendas israelíes en Judea y Samaria, éstos esconden el trasfondo sobre la absoluta parcialidad anti Israel del sistema de Naciones Unidas. Ejemplos como los siguientes reflejan la posición anti israelí de ese sistema:

La Asamblea General condenó a Israel 20 veces en 2016, pero sólo condenó 4 veces a otros países. Ese organismo ha condenado a Israel 83 veces de forma específica entre 2012 y 2015, sólo 6 resoluciones específicas sobre otros países diferentes a Israel en ese periodo.

El Consejo de Derechos Humanos ha aprobado 67 Resoluciones específicas contra Israel desde 2006, más de la mitad del total de resoluciones emitidas.

La UNESCO, la OMS y la OIT son otras de las ramas del sistema ONU que condenan a Israel de forma absolutamente desproporcionada. Para conocer detalles al respecto visite el siguiente enlace de la ONG UN Watch.

¿Qué legitimidad puede tener la ONU en relación a Israel, cuando es estadísticamente demostrable que en ese sistema no se evalúa con justicia ni emite juicios imparciales, sino que se ha convertido en un sistema propagandístico de condena a Israel, impulsado por decenas de naciones árabes y musulmanas hostiles a Israel?


Escriba a los editores de El Tiempo de Colombia y exija que estudien los acontecimientos históricos del conflicto árabe-israelí.

Manifieste que respeta la opinión de los editores, pero que una opinión editorial de un periódico respetable no debe ser simplista ni carecer de información y datos para defender sus argumentos.

Twitter: @Diario_ElTiempo
Facebook: https://www.facebook.com/eltiempo/

LEA: “¿Territorios palestinos ocupados?”

ReVistaMO

Posted by ReVistaBlog at Febrero 10, 2017 04:51 PM

Comentarios

Guía para publicar un comentario

Este es un blog moderado, no publicaremos comentarios que sean racistas, intolerantes, incluyan amenazas o información incorrecta.

Incluya su comentario