El blog de ReVista

« Medio Oriente en la prensa el 11 de septiembre | Inicio | El Trípode: CAMERA en 3 idiomas del 9 al 12 de septiembre »

Septiembre 11, 2013

Richard Falk, EP, el boicot a Israel y los “territorios ocupados”

“La ONU aplaude que una empresa holandesa no abastezca de agua a los asentamientos israelíes”, es el título de un artículo publicado en el diario La Vanguardia, de España, que tiene como fuente a la agencia española de noticias Europa Press, cuya posición en relación a Medio Oriente se ha caracterizado por un marcado sesgo anti israelí, lo que ha minado su credibilidad como agencia de información objetiva e imparcial.

Para conocer más sobre la parcialidad informativa en Europa Press, recomendamos la lectura de los siguientes artículos de ReVista:
-‘Adiós al periodismo’

-‘La imposibilidad de ser precisos’

Europa Press acude a Richard Falk para soportar la noticia

La fuente informativa del artículo de EP no es otra que el activista Richard Falk al que la agencia retrata como una autoridad en la materia al calificarlo de, “experto y enviado especial de la ONU sobre Derechos Humanos en los territorios palestinos ocupados”.

Sin embargo, Falk ha sido cuestionado muchas veces por ONG y expertos que lo acusan de defender la posición de la organización terrorista Hamás en relación con Gaza y de haber publicado diatribas antisemitas en su blog personal, entre otras actitudes polémicas.

Para conocer sobre las actividades antisemitas de Falk en su blog personal recomendamos la lectura del artículo de ReVista:
‘Critican al responsable de la ONU para Medio Oriente por su parcialidad, y los medios miran para otro lado’

"Es alentador que las compañías internacionales se planteen seriamente su responsabilidad social corporativa y que sopesen las consecuencias legales, los costes económicos y los riesgos de reputación que tiene involucrarse en el mantenimiento y expansión de asentamientos ilegales israelíes en el territorio palestino ocupado", ha asegurado Falk.

Juristas internacionales de la talla de David Trimble, ganador del Premio Nobel de la Paz y líder negociador en el conflicto de Irlanda del Norte, así como Stephen Schwebel, ex juez de la Corte Internacional de Justicia, la Comisión Levy de investigación jurídica entre otros, ponen en entredicho que Cisjordania, también conocida como Judea y Samaria sea un “territorio palestino ocupado”.

Por el contrario, señalan que son “territorios en disputa” con base en el derecho internacional y textos como: las resoluciones de la ONU 242 y 338, la Declaración Balfour de 1914, la Declaración de San Remo de 1920, entre otros. El propio Schwebel explica su postura en un artículo titulado: "What Weight to Conquest?".

Para conocer más sobre el debate de los territorios en disputa recomendamos la lectura del artículo de ReVista: -“¿Territorios palestinos ocupados?”

Trimble ha enfatizado en la necesidad de que ningún organismo ajeno a los propios Gobiernos israelí y palestino deben negociar, pues el Nobel advierte de que los intereses particulares de esos organismos pueden “menoscabar el proceso de paz”.

La nota de EP sólo permite que sea la perspectiva de Falk la que prevalezca y remata con otra cita del “experto”:


“Falk ha hecho hincapié en que todos los acuerdos realizados con Israel no deben aplicarse en los territorios ocupados, y ha animado a otras compañías a que sigan "los pasos de Royal HaskoningDHV y pongan fin a su participación y de este modo, respeten la ley internacional".”.

Sin embargo, la ONU ha emitido reportes liderados por el propio Falk en el pasado y éstos han sido muy criticados por autoridades como David Trimble. Aunque también por políticos como John Baird, ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, quien, en su momento, calificó un reporte de Falk como “sesgado y deshonroso”. Pero estas críticas encuentran fundamento en textos legales.

Según la ONU, cualquier interesado en el conflicto de Medio Oriente puede aportar datos que deben ser tomados en cuenta por la misión de observación, conocida como la Fact Finding Mission, sin embargo, los reportes de Falk no han incluido la versión de organizaciones diferentes a las pro palestinas.

Por ejemplo, la ONG UN Watch señaló que la ONU tenía al menos cuatro barreras que le impiden ser objetiva respecto al conflicto en Medio Oriente. Sobre todo, que más de la mitad de todas las resoluciones del Consejo de DDHH de la ONU son sólo contra Israel, o que Israel es el único país del mundo que figura como un tema permanente de la agenda del Consejo, conocido como el Tema Número 7.

No obstante, ni Richard Falk, en su calidad de relator, ni EP, como agencia de información, han tomado en cuenta la opinión de ONG como UN Watch. Incluso la Autoridad Palestina llegó a reclamar a Falk su parcialidad, al declarar que éste actuaba como “partisano de Hamás”.

En este sentido, llama la atención que sólo Falk , quien acusó a Israel de estar detrás de los atentados de la maratón de Boston, sea la fuente de la nota y que la agencia de noticias no busque matices sobre la posición de Falk, que es conocida por su imparcialidad.

¿Qué calidad de información reciben los lectores del medio cuando los medios no son balanceados en su uso de fuentes? ¿Qué margen de libertad de opinión tienen los lectores cuando sólo se presenta una versión del conflicto?


ReVistaMO

Posted by ReVistaBlog at Septiembre 11, 2013 07:32 PM

Comentarios

Guía para publicar un comentario

Este es un blog moderado, no publicaremos comentarios que sean racistas, intolerantes, incluyan amenazas o información incorrecta.

Incluya su comentario